El Papa pide respetar derechos de minoría rohingya en Myanmar

VATICANO, 27 Ago. 17 / 08:23 am (ACI).- Tras los enfrentamientos de los últimos días en Myanmar, la mayoría de los cuales son budistas, el Papa Francisco pidió este domingo que se respeten los derechos de la minoría musulmana rohingya, que sufre persecución en el país asiático.

Según informa Reuters, unos mil musulmanes de esta etnia que huyeron de la violencia en el estado noroccidental de Rakhine en Myanmar, fueron detenidos en la frontera con Bangladesh.

Los muertos por los enfrentamientos llegan a 89, según informó el ejército de Myanmar, de los cuales 77 son insurgentes rohingya y 12 pertenecen a las fuerzas del orden que según la ONU habrían cometido diversas violaciones a los derechos humanos en las ofensivas contra la minoría religiosa que iniciaron el año pasado.

Aunque Bangladesh no acoge oficialmente a refugiados, han llegado desde Myanmar y desde el último mes, un aproximado de 87 mil.

Myanmar tiene unos 60 millones de habitantes, el 89 por ciento de los cuales son budistas. Los cristianos son el cuatro por ciento, al igual que los musulmanes. El restante tres por ciento pertenece a otras religiones locales.

Desde el año 2012 los más de 1 millón de rohingyas que viven en Myanmar son discriminados por el gobierno que no los reconoce como ciudadanos.

Luego del rezo del Ángelus de este domingo en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco dijo que “han llegado tristes noticias sobre la persecución de la minoría religiosa de nuestros hermanos rohingya”.

“Quisiera expresar toda mi cercanía a ellos y todos nosotros pedimos al Señor que los salve y que suscite hombres y mujeres de buena voluntad en su ayuda, que se les dé a ellos sus plenos derechos. Rezamos también por los hermanos rohingya”, aseguró el Santo Padre.

No es la primera vez que el Papa expresa su preocupación por los miembros de esta minoría religiosa perseguida en Myanmar.

En mayo de 2015 hizo un acuciante pedido por un grupo de 500 rohingyas que fueron abandonados por traficantes de personas en el Océano Índico y que ninguna nación quería recibir.

Malasia y Tailandia, que ya habían recibido a una gran cantidad de refugiados del país asiático, alegaban que no podían recibir otros más.

https://goo.gl/yuuVev