La Corte Suprema le niega a la administración Trump cerrar el DACA

La Corte Suprema de los Estados Unidos, dictaminó que la administración Trump no podrá llevar a cabo su intención de cerrar el Programa de Acción Diferida para los llegados en la infancia, que ha permitido que casi 800.000 jóvenes , conocidos como ” Dreamers” , eviten ser deportados y puedan permanecer en los Estados unidos.

El fallo es la segunda gran derrota para la administración Trump en la Corte Suprema esta semana. El lunes, los jueces emitieron una decisión inesperada de 6-3 de que una ley federal de derechos civiles de más de medio siglo prohíbe la discriminación por orientación sexual o identidad de género . La administración Trump había instado a la corte a alcanzar el resultado opuesto.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, se unió a los demócratas de la corte en una decisión 5-4 que encontró que la medida de la administración Trump para reducir el programa de la era Obama para Dreamers carecía de una base legal sólida.

Roberts dijo que el funcionario de Trump que ordenó la reducción en 2017, la secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, erró al no considerar si era posible eliminar los permisos de trabajo otorgados a los beneficiarios de DACA sin terminar la protección limitada que disfrutan de la deportación. También dijo que ella no pensó adecuadamente en lo importante que era el programa para aquellos con estatus de DACA.

Los defensores del Programa sostienen que la misma ley federal le requería a la administración tenga que dar una explicación en detalle antes de proceder a cerrar el programa, que afectaria a miles de personas, así como a las empresas que los emplean. Muchas empresas como Apple y Micorsoft , siempre buscaron que se preserve el programa, teniendo en cuenta que muchos empleados pertenecen al DACA.

La Acción Diferida para los Llegados en la Infancia ( DACA ) es una política de inmigración de los Estados Unidos que permite que algunas personas con presencia ilegal en los Estados Unidos después de ser traídas al país como niños reciban un período renovable de dos años de acción diferida de la deportación y sean elegibles para un permiso de trabajo en los EE. UU fue establecida en 2012, está disponible para cualquier inmigrante indocumentado que haya ingresado a los EE. UU. Menores de 16 años, que haya vivido en los EE. UU. Desde al menos junio de 2007, se haya matriculado en la escuela secundaria o se haya graduado y no haya sido condenado por ciertos ofensas.

Pero las cosas cambiaron porque después que Trump asumió el cargo, el entonces fiscal general Jeff Sessions anunció que el programa se había creado “sin la debida autoridad” y solo después de que el Congreso rechazara la legislación propuesta.

Poco tiempo después , Elaine Duke, la entonces Secretaria en funciones de Seguridad Nacional, anunció que se eliminaría gradualmente, señalando que tenía “defectos legales y constitucionales”. Meses después, después de que se iniciaron desafíos legales, el entonces secretario de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, emitió un nuevo memorando que presentaba más justificaciones basadas en políticas para cerrar el programa. Ella dijo, por ejemplo, que el programa aumentó el riesgo de socavar la confianza del público en el estado de derecho.

Los tribunales federales intervinieron y dijeron que la administración había actuado arbitrariamente al eliminar gradualmente el programa en violación de la ley. Los tribunales señalaron la escasa justificación de la administración, razonamiento con el que Roberts y la Corte Suprema finalmente estuvieron de acuerdo. La administración se movió agresivamente pidiendo a la Corte Suprema que levantara las medidas cautelares.

La administración Trump anunció el 5 de septiembre de 2017, que estaba finalizando la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), se presentaron varias demandas contra la administración por rescindir DACA ilegalmente. Como resultado, tres medidas cautelares a nivel nacional emitidas por los tribunales de distrito de los EE. UU., En California, Nueva York y el Distrito de Columbia, han permitido a las personas que previamente han tenido DACA renovar su acción diferida.

El contexto indicaría que parece poco probable que la administración pueda establecer un nuevo marco para finalizar el programa antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Por Álvaro Fontana, Director Ejecutivo de SOS Discriminación,  y especialista en temas migratorios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s