Un plan británico considera emular el sistema de detención en alta mar de Australia para solicitantes de asilo, corre el riesgo de crear un nuevo desastre de humanitario

El Reino Unido propone el uso de cruceros retirados para procesar a los solicitantes de asilo en alta mar. Downing Street confirmó que el gobierno está examinando propuestas para centros de procesamiento de asilo en el extranjero, según el diario Financial Times; pero es probable que las ubicaciones potenciales estén más cerca del Reino Unido que la Isla Ascensión. Los ministros ahora también parecen estar mirando con admiración la política de Australia de hacer retroceder a los solicitantes de asilo en el mar e introducir la detención de inmigrantes en el extranjero.

Las solicitudes de asilo en el Reino Unido han caído en lo que va de año (AFP a través de Getty Images)

El gobierno está pensando planes para trasladar a los solicitantes de asilo que llegan a la costa a islas pequeñas o transbordadores en desuso amarrados en la costa británica mientras se procesan sus reclamos, dijeron las autoridades. Las propuestas se encuentran entre varias que están siendo debatidas por ministros que quieren disuadir a los migrantes de intentar cruzar al país desde Francia. En los últimos meses más de 5.000 personas cruzaron con éxito el Canal de la Mancha en pequeñas embarcaciones en los primeros ocho meses de este año, el doble de lo que hicieron el viaje en todo 2019.

Priti Patel, la ministra británica del interior anunció algunas medidas firmes e inmediatas, al hablar en el Congreso anual del Partido Conservador sobre las modificaciones a la llamada Fair Borders Bill (Ley de Fronteras Justas) cuando culmine el período de transición del Brexit, en enero del 2021, impulsando un plan que promueve enviar solicitantes de asilo a islas a 4000 millas de distancia, dentro de las que se proponen como opciones por el Reino Unido otra isla del Atlántico sur, Santa Elena, así como Moldavia, Marruecos y Papúa Nueva Guinea.

La ministra es muy conocida por sus opiniones de línea dura sobre la inmigración; en su discurso en la conferencia del Partido Conservador se comprometió a arreglar el sistema de asilo “fundamentalmente roto” en el Reino Unido. Sin mencionar el hecho de que su partido ha estado a cargo del sistema durante los últimos 10 años, prometió que el próximo año vería “la mayor reforma” del sistema en décadas.

El nuevo gobierno, elegido en diciembre de 2019, ha cambiado de dirección, y Patel, en particular, es vista como una ideóloga y una línea dura dentro del Partido Conservador, que todavía se siente endeble electoralmente al bloque del UKIP, Partido Independiente del Reino Unido, por lo que la estrategia, electoralmente, es jugar y competir con la extrema derecha autoritaria en materia de inmigración y asilo en particular.
Si bien queda por ver cómo se verán realmente estas reformas legislativas propuestas, una serie de filtraciones del gobierno mostraron que los funcionarios han estado examinando diferentes opciones para “deslocalizar” a los solicitantes de asilo, una medida que parece estar inspirada en la política del gobierno australiano, que ha impulsado medidas controvertidas como el uso de la isla de Nauru para albergar a solicitantes de asilo.

La iniciativa promueve el procesamiento de las solicitudes de asilo en alta mar; un sistema polémicamente utilizado en Australia, para cumplir su promesa de disuadir a los migrantes económicos que llegan al hacer que la ruta marítima sea “inviable” para los cruces ilegales. También se barajó la idea de procesar a los migrantes en las plataformas petrolíferas desmanteladas en el Mar del Norte, no obstante se la consideró “no válida”, informó The Times recientemente. Pero aún se están discutiendo planes que incluyen el uso de docenas de cabinas a bordo de viejos cruceros o la construcción de un centro de procesamiento en una pequeña isla escocesa y otras ideas extravagantes como instalar máquinas de olas en el Canal de la Mancha para interrumpir y disuadir los cruces de botes pequeños, así como alojar a los solicitantes de asilo en ferries alejados frente a la costa británica.

En este sentido, el premier Boris Johnson acaba de manifestar que el problema del sistema de justicia del Reino Unido es que ha sido capturado por “abogados izquierdistas de derechos humanos y otros benefactores”. En forma complementaria un portavoz del gobierno, confirmó a los medios de comunicación que se estaban desarrollando planes para que el Reino Unido “pueda seguir brindando protección a quienes la necesitan mientras se previene el abuso del sistema y la criminalidad, que, como hemos visto con el aumento de los cruces de canales facilitados, es un problema. Como parte de este trabajo, hemos estado analizando lo que hacen muchos otros países para informar un plan para el Reino Unido”.

No obstante, en contraposición el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el Reino Unido señaló recientemente que, si bien el número de refugiados y migrantes que cruzan el Canal de la Mancha ha aumentado, con estimaciones de más de 6.000 este año, las solicitudes de asilo en el Reino Unido han disminuido tanto lejos en 2020.

No obstante Australia no es el único país que utiliza la detención en el extranjero. Siguiendo esa misma línea de procesamiento de solicitudes de asilo en el extranjero, Turquía y Libia, están cumpliendo actualmente esta función para la Unión Europea. Es conocida por la severidad de sus políticas, que incluyen el traslado a los solicitantes de asilo a los centros de detención de inmigrantes en la isla Manus, una isla de Papúa Nueva Guinea, y Nauru, una isla de Micronesia. Centros que mantienen a las personas físicamente alejadas de Australia, lo que les impide poder solicitar asilo allí, por lo que los solicitantes pueden extenuarse en estos lugares de detención en alta mar durante años, respuesta gubernamental.
De hecho, el ex primer ministro australiano, Tony Abbott ha contribuido a esta discusión. Abbott fue responsable de la implementación del programa militarizado Operation Sovereign Borders en Australia. Este plan comenzó en 2013 e involucró a las fuerzas gubernamentales que interceptan los barcos que se acercan a Australia, obligándolos a regresar a su puerto de salida o llevándolos a centros de detención en alta mar, donde se retiene a las personas por tiempo indefinido. El ex premier ha escrito en la prensa británica divulgando su éxito y defendiendo que el Reino Unido reproduzca su política.

Recientemente los funcionarios de la ONU han condenado las condiciones inhumanas en estos centros de detención; de esta forma en 2017 y 2018, un organismo de la ONU encontró múltiples casos en los que la detención de solicitantes de asilo y refugiados en Australia constituía una detención ilegal y arbitraria.

La idea de los centros de asilo en alta mar fue lanzada pero abandonada por el gobierno de Blair hace 15 años. Aunque los casos recientes de refugiados y migrantes que cruzan el Canal de la Mancha en barcos se han multiplicado casi por cinco este año, un cambio que ha atraído una enorme atención de los medios de comunicación, las estadísticas muestran que el número de solicitudes en general ha disminuido. Este tipo de propuestas de introducir un sistema de inmigración basado en puntos al estilo australiano se ha promocionado durante mucho tiempo como el objetivo en el Reino Unido posterior al Brexit.
La experiencia australiana muestra claramente que procesar las solicitudes de asilo en un centro extraterritorial es un desastre de derechos humanos. Por esto Gran Bretaña debería dar la bienvenida a las personas que huyen de la guerra y la persecución, no encerrarlas en centros de detención a miles de kilómetros de distancia. Actualmente hay 45.000 solicitantes de asilo en el Reino Unido y en los últimos años, el número de personas detenidas en centros de detención ha disminuido. Por esto creemos que el discurso es parte de una narrativa falsa, ya que el Reino Unido recibe relativamente pocos refugiados, pero está claro que, las narrativas de línea dura se adaptan a una determinada audiencia.
En este contexto no puede soslayarse y olvidar como se promovió en otra época el Plan Madagascar, que casi se hizo realidad durante la Segunda Guerra Mundial, como una política sugerida por el gobierno nazi de Alemania para reubicar a la población judía de Europa en la isla de Madagascar en el apogeo de la guerra. La idea, propuesta por Franz Rademacher, jefe del Departamento Judío del Ministerio de Relaciones Exteriores, era entregar Madagascar, entonces colonia francesa, a Alemania como parte de los términos de la rendición francesa. Medidas similares a estas se promovieron en Alemania y quedaron sentadas en la década de 1930 y dejando lugar a que los fascistas las promovieran.

Como antecedente podemos decir que existen serios problemas con este enfoque, particularmente en Libia, donde se han documentado horribles abusos contra los derechos humanos en los centros de detención de refugiados. También hay cuestiones prácticas y éticas obvias relacionadas con el traslado de personas que ya han llegado al Reino Unido a miles de kilómetros de distancia. Pero emular la polémica política australiana, sin duda implica el tratamiento a los refugiados como delincuentes sin derecho a una justicia justa en el Reino Unido. La idea de “deslocalizar” a los solicitantes de asilo tienen una larga historia, son instrumentos que van a infringir la ley.

Solicitar asilo no es un delito, pero tal cual se plantea el escenario, las personas que lo hagan serán tratadas como delincuentes. El hecho de que la proximidad sea la máxima preocupación es muy preocupante y alarmante. Es ilegal sacar a personas de suelo europeo y británico para procesar sus reclamos en el extranjero y muy probablemente conduciría a los tipos de abusos horrendos de derechos humanos que hemos visto en el sistema australiano. Sin duda la propuesta podría ser considerada como parte de una novela distópica que se desarrolla en tiempo real.

Álvaro Fontana  Director Ejecutivo SOS Discriminación y especialista en temas migratorios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s