Brasil: mujeres de raza negra, las más discriminadas del mundo laboral

Las mujeres de raza negra son doblemente discriminadas en el mercado laboral brasileño, según un estudio divulgado este martes 18 por el Departamento Intersindical de Estudios Socio Económicos (Dieese), según informó la prensa local.

Mientras que la tasa de desempleo entre las mujeres de origen étnico africano es del 26,2 por ciento en Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, la de las otras ascendencias étnicas es del 18,8 por ciento, y en Salvador, donde se da la mayor concentración de descendientes de africanos, el porcentaje es de 31,3 para el caso de las negras y de 22,2 para las otras mujeres.

En la comparación con los hombres, y sobre todo con los de otro origen, también salen perdiendo.

La población descendiente de africanos representa cerca del 45 por ciento de los 170 millones de brasileños. Según el Dieese, un centro de estudios financiado por organizaciones sindicales, las mujeres negras no sólo son discriminadas a la hora de la contratación sino también con los menores salarios del mercado.

El salario promedio de una mujer de raza negra en Sao Paulo es de 494 reales (unos 169 dólares), contra los 896 reales (cerca de 306 dólares) percibidos por las mujeres no negras y los 756 reales (unos 258 dólares) de los hombres negros.

”La intención del estudio es mostrar el problema para que puedan ser definidas políticas para revertir la situación (de la discriminación racial y por género en el mercado laboral)”, afirmó la coordinadora de la investigación del Dieese, Solange Sánchez.

Según la investigación, mientras que una mujer de ascendencia africana necesita de doce meses en promedio para conseguir un empleo en Sao Paulo, una de otro origen étnico necesita un mes menos.

”Ante tantas dificultades, la mujer negra acaba ocupando los puestos menos apreciados, como el trabajo doméstico o el del sector servicios, que son mas precarios y pagan salarios menores”, aseguró Sánchez.

Mientras que el 30 por ciento de las mujeres de este origen con empleo en Sao Paulo es doméstica, apenas un 13 por ciento de las trabajadoras blancas realiza el mismo oficio.

Igualmente en Sao Paulo, apenas un 4,2 por ciento de las mujeres negras ocupan cargos directivos, contra el 15,7 por ciento en el caso de las mujeres no negras.

”No habrá un Brasil mejor mientras existan dos países: un blanco y otro negro. De nada sirve que nos indignemos con los datos sobre discriminación revelados por esta investigación si después no hacemos nada con ellos”, afirmó Sánchez.